Oxigenoterapia facial

  • Aplicamos el chorro de oxígeno mediante el aerógrafo sobre la piel a una distancia de unos 5 cm. Hay una penetración superficial de moléculas de oxigeno que ayuda a la eliminación de bacterias,  regeneración y oxidación de la piel.
  • Aplicación de un conjunto de ácido hialurónico de bajo peso molecular mezclado con vitaminas, extracto de té verde, colágeno (hay varias fórmulas) mediante la presión de oxigeno.  Estas penetran en las capas profundas de la piel, llenando los espacios entre las células que con la edad aparecen por falta de nutrientes.

Normalmente la piel absorbe un 25% de oxígeno. Gracias a la terapia de oxígeno esto se eleva al 97%. Con esta alta dosificación de oxígeno se optimizan todas funciones de la piel. Se mejora la irrigación sanguínea, la micro estimulación entre las células y la elasticidad de la piel y se restablece el equilibrio de humectación.